lunes, 2 de marzo de 2015

Tutorial : Coloreado del fondant

Dar color al fondant y lograr tonos intensos


La pregunta que se hacen siempre mis alumnas es como colorear el fondant extendido o pasta americana (rolled fondant) para que tome colores fuertes, en especial el rojo, azul y negro.  También en mis años decorando tortas, fui experimentando y probando que era lo que más me daba resultado para lograr los colores intensos y para no terminar con las manos totalmente manchadas con colorante.

Una de las cosas que más me resulta es colocar una buena cantidad de colorante en el momento en que estoy preparando el fondant, una vez disuelta la gelatina, glicerina, glucosa y manteca vegetal con la mezcla tibia le agrego una buena cantidad de colorante y luego procedo a preparar la pasta agregandole el azúcar impalpable.  Pero muchas veces compramos la pasta o nos queda pasta y tenemos que colorearla en un tono intenso, para esto lo principal es poder hacerlo con tiempo y dejar reposar la pasta por lo menos media hora o lo ideal sería toda la noche en la heladera, porque al saturarse de color una vez que descansa se absorben los pigmentos y de esa forma utilizamos menos colorante que en mucha cantidad afecta la textura de la pasta.  

Esta es la diferencia de color entre dos trozos iguales de pasta que fueron coloreados con la misma cantidad de colorante.  Uno está recién coloreado y el otro descansó en la heladera por media hora.

También es importante que el colorante vegetal se encuentre bien integrado a la pasta y por ser colores intensos, que no terminemos con todas las manos y la mesada coloreadas porque el colorante se escapa de la pasta.  Esta es la forma que a mi más me resulta para dar color al fondant:

Una vez que tenemos nuestra pasta, agregamos el colorante y comenzamos a amasar un rollo que luego doblamos en tres partes.

Luego encimamos esas tres partes y volvemos a amasar un rollo y a doblar nuevamente en tres.

Por último tomamos las tres partes juntas y retorcemos como se muestra en la foto y volvemos a amasar en forma de rollo y así hasta que todo el colorante se incorpore.  De esta forma no nos ensuciamos, ya que al amasar en la forma convencional, arrastramos la pasta con la palma de la mano y se rompe saliendo por esa rotura o por los bordes el colorante que pusimos en el centro.  De esta manera no hay roturas, no hay que sellar los pliegues para que el color no escape y nos evita que nos quede todo nuestro lugar de trabajo coloreado (el negro es muy enchastroso).  También esta forma de coloreado sirve muy bien, sin mezclar totalmente, para lograr efectos marmolados bien veteados, o colocando dos, tres o más rollos de diferentes colores de pasta y enroscandolos para obtener diferentes efectos.  Espero que lo pongan en práctica y que les sirva este simple consejo.  Felices decoraciones !!!!!

Publicar un comentario

Mini tortas y Cup cakes - Si o no ?